viernes, 15 de febrero de 2019

Desde que soy madre me siento muy sola


Cuando nacieron los niños de mis familiares más directos, a Marido y a mi que de siempre nos han encantado los niños, íbamos siempre que podíamos a verles, a jugar y a estar con ellos, y muchas veces a ayudar a esos padres superados que no podían hacer cosas, a entretener a los niños jugando mientras ellos cocinaban, limpiaban o colgaban una estantería.

Muchas veces he pillado el baño de esos niños, y me he ofrecido voluntaria a hacerlo yo, porque me hacía ilusión formar parte de ese ritual.

Pensaba que cuando llegara el mío sería igual, le acogerían con la misma ilusión que acogí yo a los suyos.... error.

Si no voy yo a verles, a ellos les da igual que pasen, una, dos tres semanas o un mes, mi hijo es ignorado. Nunca se han ofrecido a ayudarme, ya que muchas mañanas y fines de semana estoy sola.

Me da la sensación de que si no fuera por Marido, B, sólo estaría conmigo los días que yo libro, porque nadie quiere venir a verle, porque nadie se ofrece a ayudarme, porque siempre me siento sola.


Y era algo que siempre me temí, que mi hijo fuera el eterno ignorado, y así ha sido, él de momento no se entera, y cuando ve a esos familiares, como solo es un bebé, se ríe y se pone muy contento al verlos y juega. Pero llegará un momento en el que se sienta como en su día me sentí yo, y pensará: ¿Porqué siempre estoy en último lugar para todo el mundo?

Los que tienen hijos, porque tienen hijos y tienen mucho que hacer, y los que no los tienen, van a otro ritmo de vida en el que sus planes ya no entro yo. Porque no vamos a bares, porque no estamos hasta las tantas de fiesta ( a veces estoy más rato despierta que ellos pero acunando a un bebé).

Cuando alguien se porta bien contigo, se te olvida fácilmente, pero cuando se porta mal se te queda grabado a fuego y eso no se olvida.

Nunca hice nada esperando recibir lo mismo, pero pensaba que el cariño que profesaba a los demás sería recíproco, pero no.

Sin este blog que es mi muro para desahogarme y el twitter no se que habría sido de mi postparto y maternidad.
Junto a un grupo de madres hemos creado #madresenelolvido unete si tú también te sientes sola y buscas tu tribu

Así que simplemente si has leído este post, gracias, gracias por estar ahí e interesarte por mi

viernes, 8 de febrero de 2019

¿Y tu hijo cuando...?

La eterna pregunta, nos pasamos la vida comparando a los niños, yo es algo que siempre juré que no haría, comparar a mi hijo con otro.

Me pasé la vida siendo comparadas entre niños, y desde bien pequeña dije, que cuando tuviera un hijo jamás lo haría. Claro, jamás lo haría yo.... pero mi alrededor es otra historia.

Mi pobre B tiene solo 8 meses y ya he tenido que escuchar:

Con 6 meses recién cumplidos "¿Aún no se sostiene sentado?, pues debería porque los míos lo hicieron con su edad y de no ser así es porque pasa algo"
"Aún no le han salido los dientes, pues el mío ya tiene dos"

Entre niños comparados, y los percentiles, de verdad que me tienen loca.
La gente en lugar de mirar si el niño se le ve sano y feliz, tienen que preguntarte las cosas y compararles con los suyos.

Nos entran las prisas, porque crezcan, gateen, anden, hablen, jueguen y coman solos, en lugar de esperar a su tiempo, dejarles que las cosas pasen y si ya pasa un tiempo considerable y ya no hacen "lo que deberían" para su edad, ahí hay que consultar con el especialista.

Parece que tenemos niños y queremos que sean adultos según nacen, y no es así, hay que disfrutar de cada etapa, porque si no gatea con 8 meses y lo hace con 10 más tranquila estarásmás tranquila no teniendo que correr detrás de un niño que quiere cogerlo TODO, ya si pasa mas tiempo y no hace por moverse, puedes preocuparte, pero al principio hay muchas revisiones, y los especialistas lo miran todo, y se preocupan en decirte si tu hijo está en los límites de lo establecido, por lo que si el hijo de la prima de la vecina del 5º gateaba con 8 meses y el tuyo no, en lugar de discutirlo, asiente y sonríe y pasa del mundo.

Disfruta cada etapa, porque la de recién nacido es preciosa, cuando empiezan a gatear es muy divertido y cuando empiezan a hablar aún más. Me quedan muchas etapas para disfrutar aún pero no tengo ganas de que lleguen, espero a que lo hagan y las disfruto.

Tu eres su madre/padre y tu mejor que nadie sabes todo está tu hijo.

viernes, 25 de enero de 2019

La gran odisea de la alimentación complementaria

Cuando llegan los 6 meses, llega el momento de la alimentación complementaria.

En algunos casos empiezan antes, a los 4 meses, hay niños que como están en bajo peso el pediatra les manda cereales sin gluten y al mes siguiente la fruta, pero como B estaba en peso genial y en altura igual y pudimos esperar a los 6 meses, ya que la OMS así lo recomienda.

Yo estaba deseando que llegara ese día, y hacerle con amor purés ricos que el niño se comería disfrutándolo y se lo comiera entero.... más o menos así



 Pero ni de broma... acabó más esto:

Me acabé comiendo yo el puré del niño y estuvo llorando desconsolado hasta que le dimos su biberón.

Y así día tras día, tras día... Hasta que un día, que se quedaba con mis suegros, empezó a comer, y yo contenta dije: "El fin de semana comerá igual de bien".... JA! ¿imaginais lo que pasó? Sí, otra vez la segunda foto. En diario comía genial con mis suegros y conmigo no había manera.

Como un mes después, tenía un potito de fruta que me habían regalado, y probé a dárselo mientras viajábamos en transporte público. No se si fue porque iba entretenido, o porque, pero se lo comió entero, y al día siguiente igual de bien. Y ya las siguientes veces siguió comiendo genial, excepto algún día.

Cuando empezamos con los purés de verdura, otra vez la misma historia, pero solo con nosotros, con mis suegros no comía genial, incluso me daban del mismo puré y no había manera.....

Hasta que descubrí porque no comía conmigo y con mis suegros si.... Porque no comía yo! En el momento que me vió comer, él también quería. Le engaño haciendo como que le doy de comer de mi plato y se lo come encantado, y ya si vamos a un restaurante y ve mucha gente comer.... se come hasta lo del vecino!

De vez en cuando le tenemos que engañar para que abra la boca, poniéndole un vaso para que beba agua, o el biberón y vamos intercalando cucharadas de puré con el biberón para que al menos coma 10 cucharadas y vaya probando.

Pero mi consejo es: "No tengas altas expectativas con los purés, y no pienses que porque no se lo come no te quiere a ti, dale tiempo, todos acaban comiendo"






viernes, 18 de enero de 2019

¿Porque llora tanto mi bebé?

Cuando nace un bebé, siempre te piensas que los niños solo comen y duermen, y es como las películas que es todo ternura, y aunque lleva mucho trabajo como está siempre durmiendo te da tiemp a hacer muchas cosas..... Las películas mienten.

Cuando nació Bebé (que a partir de ahora le llamaré B por acortar) no paraba de llorar, y apenas dormía.
Ya te conté en un post anterior los problemas que tuve con la lactancia, por lo que pensaba, que lloraba de hambre.

Cuando empezamos a alimentarle bien, ya no lloraba tanto, pero apenas dormía, y cuando lo hacía siempre tenía que ser encima nuestra, cada vez que le metíamos en la cuna o en la cama parecía que tenía pinchos y no había manera de que durmiera si no era encima de su padre o mía. Y el llanto era muy característico porque parecía que se quejaba, que le dolía algo, y no conseguíamos calmarle si no era en brazos.


Me empezaron a decir, que quizá tuviera cólicos, y que por eso no dormía, porque el dolor de la barriguita se calmaba contra nosotros, y que los fisioterapeutas en un par de sesiones lo quitaban. Obviamente, cuando no duermes, pruebas cualquier cosa, y aunque la sesión eran 50€ teníamos que intentarlo.

Cuál fue nuestra sorpresa, cuando el fisioterapeuta descubrió que no lloraba por cólicos sino por una contractura muscular. Cómo mi parto fue tan largo, de tanto subir y bajar hasta que salió finalmente por el canal se le contracturó la espalda.

Luego, cuando nos pusimos a pensar, al nacer sujetaba perfectamente la cabeza, y simplemente pensamos: Fíjate que espabilado, que ya nace sujetando la cabeza. Pues no, no está bien. Un bebé no debe sujetarla y si el tuyo lo hace no está bien, hay que consultar porque es así y que solución hay.

Después de aquello, B, no volvió a llorar, dormía pefectamente en la cuna, no se quejaba en el cambiador, y la vida fue más relajada, tampoco es que el niño duerma 12 horas, peor al menos ese llanto de dolor lo superó


viernes, 11 de enero de 2019

No soy una supermamá (ni quiero serlo)


Hoy, ha pasado más un mes desde mi último post, y hay un porque. No puedo con todo.

A Bebé le han empezado a salir los dientes, y no solo los de abajo también los de arriba e incluso las muelas....

Llevamos dos meses sin dormir, con varias tomas durante la noche.... uno de los días se despertaba cada hora y eso hay poco cuerpo que lo aguante.

Yo ya estaba acostumbrada a que hiciera una sola toma por la noche por lo que podría dormir 4 o incluso 5 horas del tirón, pero ha sido cumplir 6 meses y no levantamos cabeza.... Que me quejo por vicio, que se que sois muchas las que dormís tres horas o incluso menos dando el pecho, pero claro, me acostumbré a lo bueno, y volver al principio... ha sido durísimo 😞



Y al principio pensé que podía con todo. Que podía dormir poco, hacer lo máximo posible en casa (recoger, limpiar) y luego irme a trabajar, y los fines de semana cocinar.

Pues no, quizás otras puedan, pero yo no puedo, y como el otro día oía en el Podcast de ¡Buenos Días Madresfera! ahora hay que ser una madre modelo.
Parece que tienes que saber coser, cocinar bien, llevar a tu hijo de punta en blanco, tu debes ir estupenda con tacones y buena cara, y además de todo eso, tener una "casa Instagram" todo recogido y limpio.... Pues no, no se puede hacer todo.


Antiguamente, cuando nuestras madres no trabajaban en el colegio, cada madre tenía un rol, estaba la madre que sabía coser, y hacía los disfraces de todas, la que sabía cocinar, la que siempre iba estupenda llevando a los niños, la madre que trabajaba y la ayudaban todas.

Pero ahora, esa "tribu" que se creaba no existe, y pretendemos ser una sola madre que haga todo, y yo me he negado.

Hago hasta donde puedo, y si un día no puedo hacerme la comida, me compro un bocadillo cerca del trabajo, si un día tengo peor cara me maquillo más, o ¡igual! porque. aunque tenga un niño pequeño no tengo que tener la misma cara que mis compañeras que no lo tienen.

Y si te pasa igual que a mi te animo a que no intentes ser una madre perfecta, simplemente se una persona que haga hasta donde pueda y no intente aparentar.

La maternidad está para disfrutarla no para competir.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Caldo Aneto para bebés


Hace mucho que no escribo, pero de verdad que no me da tiempo a pararme 10 minutos, pero prometo retomarlo aunque estén las fiestas de por medio ¡PROMETIDO!👍

El equipo de Madresfera  y Aneto me ha mandado una super caja con un pack enorme de sopa para Bebé!!!

La verdad es que me viene fenomenal, ya que hemos empezado con la alimentación complementaria (una odisea que ya contaré más adelante) y la sopa creo que la va a comer mucho mejor que los puré, y lo iremos intercalando a ver si las sopas las toma mejor.


Esta es la caja enorme que recibí



Yo ya la había probado, hace un par de meses y me gustaron mucho (aunque añadiendo un poco de sal)

Pero me han regalado tanta variedad que no se por cuál empezar!!!

Os iré contando




viernes, 16 de noviembre de 2018

La ansiedad volvió al ser madre

Los ataques de pánico eran corrientes en mi. Cada poco tiempo tenía un ataque de ansiedad, ya sea por el trabajo, la familia, el ritmo de vida y demás.

Con el tiempo descubrí que la píldora que llevaba años tomando ayudaba a ellos, ya que fue dejarla, y me dejaron de dar, eso sumado a comer sano hizo que volviera a ser feliz a no tener un solo ataque más a sentirme segura.... Pero cambió a raíz de tener a bebé.

Porque para mi ser madre ha sido un agobio constante, porque si has sido madre/padre entenderás esta frase... Las madres y padres primerizos lo hacemos todo mal.


Cada vez que cuentas algo, siempre hay alguien que dice : Pues cuando yo tuve a mis hijos... Pues la vecina del quinto hace.... Y al final te queda la duda, ¿y si lo hago mal? ¿Y si la lío y maleduco a mi hijo?

Y todo el día pendiente, y si tiene tos, o si le ha subido la temperatura, me empezaba a agobiar y llamaba a mi madre, o preguntaba a mi amiga medio llorando por si el niño estaba malo :(

Y como Bebé nació en verano, no nos pudimos ir de vacaciones, intentamos mirar una semana en concreto, pero de repente el niño se despertaba todo el rato, y a mi me daba agobio solo de pensar que la liara así en una habitación de hotel, así que desistí.... Y eso me puso muy triste.

Y si añadimos a eso, pensar que tenía que volver a trabajar, como lo iba a hacer con las tomas para que no me coincidiera en el horario que tengo que salir de casa, como iba a poder ducharme y arreglarme antes de salir.

Total, que me pasaba el día entero dándole vueltas, hasta que un día no pude más y me dio un ataque de ansiedad, y después de esos varios más.

Y a partir de ahí, decidí simplificar.

- Si alguien me decía: El nieto de mi amiga ya come cereales y tiene cuatro meses, y ¿tú porque no lo haces? En lugar de contestar el típico: "Ah, no sé" Contestaba: "Bueno, hay gente que le gusta hacer mal las cosas. La OMS recomienda a los 6 meses, por eso no lo hago"
Entonces se quedaban callados y no replicaban más.

- Si veía algo raro al niño, primero, tranquilamente preguntaba a mi madre, hermana o amiga cercana con niños, y si descubría algo que no me gustaba, pedía cita en el médico, para quedarme más tranquila. Sino, en revisiones, llevo una lista de preguntas para que me las respondan y así no entrar en pánico.

- En cuanto a lo de las vacaciones, decidí aprovechar los días, ir a pasar el día al centro o quedar con amigos para comer en sus casas, disfrutar. ¿Qué más da si no he ido a la playa? Tengo a mi hijo y mi marido y no necesito más (además ahorro más dinero para las vacaciones del año que viene 😉)


-La vuelta al trabajo se dio mejor de lo esperado, fui poco a poco cambiando las horas de las tomas, ofreciéndole al niño el biberón media hora antes, hasta que conseguí que nunca comiera a la hora que me voy de casa, y hasta hoy, 1 mes después, la cosa sigue igual. Procuro hacer todo lo que me corre prisa según se duerme, y si me sobra tiempo, limpiar, recoger, etc.

Siempre diré que si no hubiese sido por mi marido que es el único que da estabilidad a mi vida habría caído en una depresión postparto.

¿Qué problemas te han surgido a ti con tu reciente maternidad/paternidad?